sábado, 12 de marzo de 2011

SEXTING: UN RIESGO PARA MUCHOS CHICOS Y CHICAS ADOLESCENTES

Se emplea la palabra "sexting" (mezcla de las palabras inglesas sex y texting) para definir la grabación y el envio de mensajes de texto, fotos o vídeos de naturaleza sexual (desnudos o semidesnudos, posturas eróticas o mensajes sexuales) a terceras personas a través del teléfono móvil o de internet (vía correo electrónico o a través de la participación en chats y otros programas de mensajería instantánea).

En principio el envio de estos contenidos es voluntario y se debe a causas relacionadas con el coqueteo o flirteo que llevan a cabo los adolescentes y jóvenes con sus conocidos o con sus parejas. El sentimiento de intimidad y confianza que tienen los adolescentes en sus primeras relaciones amorosas o de amistad, sus ganas de impresionar a los demás les expone a situaciones de riesgo una vez que las relaciones se enfrían o se convierten en antagónicas. Entonces, esas fotos, mensajes o videos pueden ser enviados a otras personas conocidas y desconocidas o bien algún desaprensivo puede hacerse con ellas a través del robo de la contraseña u otros procedimientos delictivos intencionados con la finalidad de extorsionar a la víctima.

Cada vez más los adolescentes practican estos comportamientos de riesgo. Según los estudios que se han realizado hasta ahora, sobre todo en Estados Unidos, las chicas envian más mensajes, fotos y videos sexuales que los chicos. En un estudio realizado en España, el 4% de los adoslescentes han enviado "sexting" y un 8% declaran haber recibido mensajes de esta naturaleza. En Estados Unidos se han dado casos de suicidio de jóvenes sometidas a burlas, acoso y hostigamiento a través de internet. También se han emitido algunas sentencias judiciales en contra de personas que han atentado contra la intimidad de otras enviando fotos o vídeos de forma indiscriminada por el correo electrónico, el móvil o en páginas web.

CONSEJOS PARA PADRES Y MADRES
- Hablen con sus hijos e hijas para que valoren la importancia de la privacidad de sus datos personales y sobre el riesgo del envio de fotos y otros contenidos de naturaleza sexual.
- Hay que hacerles ver los riesgos de internet y, por consiguiente, la necesidad de mantener unas medidas de seguridad que eviten la vulnabilidad de nuestro ordenador y de los datos que contiene.
- Hay que hablar con los hijos e hijas de estos temas con frecuencia intentando mantener un buen nivel de comunicación y confianza. Estos ingredientes serán fundamentales en caso de que se vean inmersos en algún problema.
- Hay que dejarles claro que, en caso de problema, es fundamental que lo comuniquen y pidan ayuda a los padres o a alguna persona adulta. Hacerles ver que sabrán comprender y que no tienen que tener vergüenza o temor.

- Por último, ubicar el ordenador en un lugar común de la casa para prevenir el mal uso de medios como la webcam. Controlar también el tiempo de uso del ordenador y la navegación por internet.

CONSEJOS PARA ADOLESCENTES
Según la "Guía sobre adolescencia y sexting", el mensaje principal que se debe trasladar a los menores es que cuando envías una información pierdes el control sobre ella y su destino. Por ello hay que pensarlo bien antes de publicar algo. Es decir, una vez que se ha decidido pulsar el botón ya no hay marcha atrás y nunca se podrá estar seguro de que la persona a quien se le ha mandado un mensaje, una imagen o un video los mantendrá en la privacidad. Puede incluso que por un error o una acción malintencionada de terceros, esa imagen pase a ser de dominio público.
• Conocer el nivel de seguridad y privacidad de los dispositivos y aplicarlo de manera responsable. La seguridad y privacidad en las nuevas tecnologías a veces puede ser vulnerada de las formas más simples. La pérdida del teléfono móvil (si no está protegido) puede poner a disposición pública nuestra información, pero también existen vulnerabilidades e infecciones con “virus informáticos” (malware) que pueden permitir un acceso no autorizado. Si no se está seguro de poder proteger información sensible puede que sea mejor no tenerla guardada en ese dispositivo.
• No ceder ante la presión ni el chantaje. Si se reciben solicitudes insistentes para que proporcionemos una imagen por parte de una persona querida o de confianza o se sufren amenazas de alguien desconocido, la única decisión acertada es no ceder a las peticiones bajo ningún concepto. Si se trata de alguien malintencionado, habría que solicitar el apoyo de un adulto responsable.
No ser partícipe del sexting: ni creándolo, ni reenviándolo, ni fomentándolo. Cuando se reenvía a otras personas una imagen de sexting, se está participando activamente en el juego. Para terminar con los riesgos asociados al sexting, se recomienda al menor que no participe ni en su creación ni en su difusión y que elimine de su terminal las imágenes de este estilo que le pudieran llegar.
(Fuente: Guía sobre adolescencia y sexting: qué es y cómo prevenirlo. Observatorio de la Seguridad de la Información.)

ENLACES
+ Sexting. Página web de Pantallas Amigas.
+ Consejos para padres y menores. Pantallas Amigas.
+ Cinco consejos básicos para un uso seguro de la webcam. Pantallas Amigas.
+ Cuidado con la webcam. Pantallas Amigas.
+ El sexting una moda adolescente... EL MUNDO.
+ Vídeos sobre sexting. Pantallas Amigas.

Más vídeos en Antena3

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...