jueves, 16 de agosto de 2012

UNOS BUENOS HÁBITOS DE ESTUDIO SE FUNDAMENTAN EN UNA PLANIFICACIÓN DEL TIEMPO REALISTA (3)

Las técnicas para organizar y planificar el tiempo ayudan a aprovecharlo mejor. Por un lado, ayudan a que el estudio sea más eficaz; por otro, aumentan la confianza y la autoestima del estudiante. Hay tres estrategias que los chicos y chicas tienen que aprender en el periodo de la educación secundaria:
  • Planificar el horario de estudio en casa.
  • Organizar una sesión de estudio.
  • Preparar un examen.
EL HORARIO DE ESTUDIO EN  CASA
En Secundaria hay que tener en cuenta las siguientes características:
- Estudiar al menos dos horas diarias durante 6 días de la semana.
- Encontrar un lugar adecuado para estudiar, sin distracciones (teléfono móvil, televisión, música, ordenador, ruidos, etc.), ordenado, bien aireado, con buena luz, con una buena mesa y un asiento cómodo.
- "Acordar" un horario adecuado. Los padres pueden establecer varias opciones y le dan a los hijos e hijas la posibilidad de elegir una. Determinar el mejor lugar y momento del día para estudiar. Para ello, hay que tener en cuenta lo siguiente:
  • El horario debe ser regular y estudiar siempre a la misma hora.
  • No es aconsejable empezar ni muy temprano ni muy tarde.
Si un día no se cumple con las horas previstas, el estudiante tendrá que recuperarlas al día siguiente o a lo largo de esa semana.
Si se lleva el horario de estudio acordado, quedará tiempo para realizar otras tareas (descansar, hacer deporte, relacionarse socialmente y otras actividades culturales o artísticas).

LA SESIÓN DE ESTUDIO
- Lo primero es preparar todos los materiales que se necesiten para el estudio en esa sesión. Hay que  evitar tener que levantarse con frecuencia, es un distractor.
- Utilizar la Agenda para revisar los deberes, las fechas de los exámenes y los trabajos que hay que realizar. 
- El estudio se organiza como si fuese un entrenamiento deportivo: Se empieza por lo medianamente difícil, se continúa con la difícil y se finaliza con lo fácil.
- El contenido de una sesión de estudio es el siguiente: Hacer los deberes del día siguiente; repasar las explicaciones del profesorado de ese día mediante un resumen o esquema de las ideas principales; realizar los trabajos encargados; y preparar los exámenes que se hayan anunciado. Repasar diariamente ayudará a afianzar los contenidos y a comprender mejor los nuevos temas.
- Es conveniente fijar un tiempo para cada tarea con antelación. Ayuda a estar concentrados y a no perder el tiempo.
- Es conveniente hacer un pequeño descanso a mitad de la sesión de estudio (2 horas) de no más de 5 ó 10 minutos.
- Si un día falta a clase, hay que conseguir los apuntes y las tareas cuanto antes para no perder el hilo.

PREPARACIÓN DE UN EXAMEN
A la hora de preparar un examen hay que tener en cuenta estas dos fases:
- Primera fase: Un examen se empieza a preparar cuando diariamente se repasan las explicaciones que el profesorado realiza en clase de la lección (apuntes, libro...). El objetivo de este momento es seleccionar las ideas principales y secundarias con el objetivo de comprenderlas. De este repaso hay que dejar constancia escrita ( por medio de un resumen, esquema o mapa de conceptos) para aprovecharlo con posterioridad.
- Segunda fase: Comienza cuando el profesorado anuncia el examen, generalmente con una semana de antelación. Para ello, dividiremos la lección o lecciones en partes o preguntas. Repartiremos el estudio de las partes según el número de días (en estos momentos serán de utilidad los escritos con los repasos de la fase anterior). Dejaremos los dos últimos días para la memorización final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...