jueves, 13 de marzo de 2014

"MUJERES GITANAS DE AYER Y DE HOY", actividad tutorial para celebrar el día de la mujer trabajadora

El mes de marzo dedicamos las tutorías de la ESO a sensibilizar en valores de igualdad entre hombres y mujeres y a celebrar el día de la mujer trabajadora. Para ello estamos desarrollando diferentes actividades, entre ellas la que da título a esta entrada: "Mujeres gitanas de ayer y de hoy". Tratamos con ella de destacar mujeres gitanas de antes y de ahora para que sean un ejemplo positivo de superación para todo nuestro alumnado y, especialmente, el de etnia gitana. La cultura, en general, desarrolla a las personas, las hace más conscientes de su realidad y es una palanca para la superación personal y social. Destacamos la biografía de estas tres mujeres: Carmen Amaya, bailaora de leyenda y gran personalidad que llevó el arte flamenco por todo el mundo; Juana Martín, reconocida diseñadora de moda cordobesa; Soledad Ruiz Santiago, escritora linense y autodidacta.

Soledad Ruiz Santiago
Nació en La Línea de la Concepción y es escritora. “Fue una infancia dura. (...) pero a pesar de esa infancia tan mala de trabajo duro, ahora he conseguido cosas. Yo nunca jugué con una muñeca, y por eso soy escritora de cuentos infantiles. Yo no conocía el mundo de los niños, y lo conocí entre los algodonales, donde soñé ser princesa o jugaba con las mariposas. Yo era distinta a mis hermanas, y todo eso me ha marcado”, afirma desde el recuerdo. (Fuente: La Línea Digital)


Juana Martín Manzano
Es de Córdoba y diseñadora especializada en moda flamenca. "Creo que soy la primera diseñadora gitana con un nombre y demuestro que no es tan difícil. No le llamo suerte a estar donde estoy, sino trabajo y mucha constancia. Querer es poder. No hay que perder la perseverancia, ni la ilusión, aunque al principio todo parezca muy grande."(Fuente: Fundación Secretariado Gitano)


Carmen Amaya
Nacida en Barcelona fue una famosa bailaora y cantaora de flamenco. "Es una de las figuras más importantes del baile flamenco. Revolucionó el baile que se hacía en ese momento. También cantaba, pero sus dotes de bailaora acabaron eclipsando su faceta como cantaora. No aprendió a bailar en ninguna academia, sino que aprendió de su entorno cercano. Su escuela fue la calle, en la que cantaba y bailaba para ganar algo de dinero. De la calle pasó a los teatros y de allí a los grandes escenarios de Madrid, en una ascensión meteórica, con un estilo y unas maneras nunca vistos." (Wikipedia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...