domingo, 29 de marzo de 2009

PF21: LOS PROBLEMAS DE CONDUCTA EN LA ADOLESCENCIA

En la última quincena, dentro del Plan Familia21, hemos recibido la visita del maestro y psicólogo Enrique Emberley para tratar el tema de los problemas de conducta de los hijos e hijas. El tema ha resultado de gran interés y suscitado un animado debate. Se ha celebrado en el instituto por la tarde y en el colegio Carlos V por la mañana. Paqui Arenas, del grupo del Mar de Poniente, ha realizado un resumen de la charla que exponemos a continuación:

"Tenemos que aprender a sobrevivir con la adolescencia. Los padres no entienden a los hijos y los hijos tampoco entienden a los padres.
La adolescencia es un fenómeno reciente. Tanto nuestros abuelos como nuestros padres, tuvieron una adolescencia muy distinta a la de hoy.
Hoy día la adolescencia es de extensión progresiva, antes era más tardía y duraba menos tiempo, esto es debido a muchos factores que han cambiado dentro de nuestra sociedad.
Ha tenido mucha influencia en este cambio la revolución tecnológica, la dificultad que encuentran nuestros hijos para independizarse, así también como las distintas estructuras familiares que en estos momentos nos podemos encontrar (matrimonios homosexuales, padres o madres solteros o separados etc.).
Otro factor a destacar es la incorporación de la mujer al mundo laboral, tanto la madre como el padre están tan cansados que no discuten con los hijos, esto nos lleva a pensar que para educar a nuestros hijos hay que enfrentarnos a ellos, queremos decir no, pero decimos sí.
Las drogas también juegan un papel importantísimo en la adolescencia, así como la permisividad social (acoso escolar, botellón).
La infravaloración del esfuerzo y la inmediatez (aquí y ahora), también supone un problema, al igual que la baja tolerancia a la frustración tanto en padres como en hijos es decir como no tenemos frustraciones no podemos tolerar cualquier negativa,
No se desarrolla la demora de la gratificación, (hay que dar el regalo o premio cuando corresponda).
Los adolescentes, están atados a la moda, la consola, el movil, la publicidad, el grupo de amigos etc.
La adolescencia implica época de cambios, marca el final de la infancia y el principio de la juventud.
Esta también esta marcada por la influencia de periodo infantil.
Existe también una transición entre la madurez del niño, y la madurez del adulto.
Hay que tener en cuenta el proceso de maduración personal.
En la adolescencia nos podemos encontrar con tres fases:
Adolescencia temprana: entre 10 y 13 años, en esta fase, los adolescentes, tienen un pensamiento concreto y unos fines inmediatos.
Comienza la separación con los padres, la actitud rebelde, mal genio, rabietas etc.
Sus amistades suelen ser del mismo sexo, tienen trastornos emocionales y comienzan a preocuparse por su aspecto físico.
Adolescencia media: entre 14 y 16 años, esta es la fase en que el adolescente marca .más la separación con sus padres.Sus amistades son más selectas, las actividades la realizan a nivel de grupo o pareja. Los pensamientos son más abstractos. Y tienden a idealizar todo.
Adolescencia tardía: entre 17 y 19,
En esta fase buscan las relaciones más estables, suelen iniciar sus primeras relaciones sexuales y logran su identidad personal. Tienen mayor nivel de compromiso y capacidad de abstracción.
Piensan en sus planes futuros. Los enfrentamientos con sus padres son menores y vuelven a tener las relaciones con la familia.
Los adolescentes tienen un rechazo a su familia, este rechazo es una autodefensa de su nueva identidad. Luchan contra la infantilización y es cuando más conflictos familiares tienen, por estudios, tareas de casa, dinero, horarios, forma de vestir, amistades etc.
En la adolescencia se empieza a tener cambios con respecto a la familia, ya no se necesita la misma atención ni cuidados que en la infancia, deciden sobre el tipo de ropa que quieren sin consultar a los padres, se preocupan más por su aspecto físico, usan maquillaje, le preocupa su actividad sexual y las medidas anticonceptivas, pasan más tiempo libre sin el control paterno, tienen cambios repentinos de humor, irritaciones inexplicables, disputas musicales, constantes comparaciones de su familia con otras,ect.
Ante todo esto que hemos visto con respecto a la adolescencia los padres tienen que decidir actuar, para ello se debe tener en cuenta que el adolescente no es tu enemigo, sino tu hijo, es importante la reorganización de las relaciones, aceptar los conflictos, superar los conflictos triviales y afrontar los conflictos importantes. Hay que aceptar el cambio (imagen, rol), establecer un clima familiar de seguridad, confianza y estabilidad. Se revisarán los proyectos familiares, y se tendrán en cuenta todas las opiniones.
Muy importante es tener consistencia y firmeza a las relaciones pero también flexibilidad, diálogo y afecto. "
La charla tendrá una segunda parte durante el mes de Abril.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...